jueves, 20 de enero de 2011

Comer sano cuesta caro

Esta semana la empresa Walmart, el mayor proveedor de alimentos en Estados Unidos, y que también se encuentra presente en nuestro país a través de DyS (Líder), decidió unirse a la campaña Let's Move que impulsa el gobierno norteamericano para bajar los índices de obesidad de la población, particularmente la infantil. 
La compañía declaró que impulsará en un plazo de cinco años acciones para promover hábitos saludables. ¿Cómo? Reduciendo la sal, el azúcar y ciertas grasas que contienen los productos que vende bajo su marca. También alentando a sus proveedores para que adopten medidas similares respecto a estos compuestos y baje el costo minorista de frutas y verduras. Si en realidad Walmart asume este compromiso podría producirse una verdadera revolución en la industria alimenticia norteamericana porque la firma tiene una vasta red de proveedores, muchos de los cuales trabajan básicamente para cubrir exclusivamente sus requerimientos.
Siendo positivos, si Walmart negocia con sus proveedores y logra entregar una oferta de productos más saludables a menor precio que el actual, no sólo la empresa ganaría sino también los consumidores que podrían ver su sueño echo realidad: comer sano saldría barato, más que ahora, al menos.
Hace unos años leí un estudio de la Universidad de Washington que indicaba que comer sano cuesta más caro, en concreto 16, 40 dólares más por cada mil calorías, que comer fast food, relación establecida en el 2007. Hoy la situación no ha cambiado, de hecho cuando hacemos una lista de comida saludable (frutas, verduras, legumbres, carnes magras, pescado, lácteos descremados sin azúcar, postres, mermeladas y jugos sin azúcar, etc.) siempre los billetes se hacen pocos.

Hagamos un simple ejercicio: dos menús de almuerzo.

Opción No Saludable: 
Hamburguesa de vacuno con queso 
Porción de papas fritas
Una bebida cola con azúcar 
Un cono de helado normal 
Precio promedio: 2.000 pesos

Opción Saludable:
Trozo de pescado a la plancha 
Mix de verduras
Arroz integral
Jugo de frutas natural
Un cono de helado light
Precio promedio: 7000 pesos

Claramente la diferencia no es menor. El hecho que la comida saludable dure menos que la fast food, cuyos componentes mayoritariamente son de fabricación industrial, incide en el precio. Las verduras y la fruta se pudren con facilidad, y los productos light requieren de endulzante artificial que es más caro que el azúcar común.
Mientras no tengamos una política pública que subsidie los vegetales, frutas y alimentos sin azúcar o integrales, seguirá siendo una verdadera odisea para nuestros bolsillos comer bien. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...