lunes, 9 de abril de 2012

Sentirse gorda no es lo mismo que estarlo

De acuerdo a un artículo publicado en la última edición de la Journal of Health and Social Behavior, no es lo mismo estar gorda que sentirse gorda. Esto es típico de nosotras, pero particularmente de las mujeres que han cargado toda su vida con su obesidad y tras una cirugía deben reconocerse en un cuerpo muy distinto.

Sabemos que la percepción corporal pasa por nuestra cabeza, por nuestra autoestima. Da lo mismo lo que diga el espejo si estamos convencidas que estamos más gordas o flacas que ayer. A esta conclusión llegó un estudio elaborado por investigadores de sociología de la Universidad de Purdue en Estados Unidos, quienes realizaron un seguimiento a dos mil adolescentes.

Durante diez años se analizó el peso y la percepción de éste en niñas y adolescentes blancas y negras. El análisis partió cuando éstas tenían ente 9 y 10 años, y terminó cuando ya habían cumplido 19 y 20 años. Muchas de ellas experimentaron fuertes cambios durante este periodo, sin embargo, en todos los casos se comprobó que a pesar de haber perdido muchos kilos, seguían sintiéndose gordas.

Esta situación era más patente en el caso de las mujeres blancas. Ellas no eran capaces de asimilar este nuevo cuerpo, mientras que las de raza negra tendían a mejorar en cierta medida su autoestima a partir de este cambio físico y estético.

Para la coordinadora de este estudio, la profesora Sarah Mustillo, la clave está en la autoestima. El peso corporal no es más que un dato, al igual que lo es el resultado del Índice de Masa Corporal (IMC). Resulta esencial analizar la participación de la siquis en este proceso de identidad, no sólo para ayudar a las mujeres que logran su meta de llegar a su peso ideal, sino también para comprender el rol que cumple el autoestima en la ganancia de kilos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...